Terapia cognitiva-conductual

¿En que consiste?

Consiste en intervenciones y tratamientos basados en evidencia. Dentro de este modelo estamos en constante investigación y evolución para descubrir y entender por qué funciona lo que funciona (y lo que no).

Se trata de una terapia mas bien breve, en la que el primer paso que damos es el de conceptualizar la problemática que trae la persona a consulta y evaluar cuales podrían ser los caminos a seguir para que el paciente pueda tener una vida más plena. Para lograr este último objetivo, se utilizan diferentes recursos: Preguntas, metáforas, experimentos conductuales, ejemplos y distintas experiencias según la casuística a tratar.

Es un tratamiento que se utiliza tanto para trabajar con personas que quieran desarrollarse personalmente, como para acompañar y adquirir nuevas herramientas mientras se atraviesa alguna crisis vital o algún trastorno mental.