Villa crespo CABA y Merlo GBA Oeste
15 6497-5996

Terapia para adultos

MOTIVOS DE CONSULTA

La psicoterapia no solo es el tratamiento de los trastornos mentales. Los manuales están divididos en trastornos y problemas. Mientras los primeros tienen que ver con una alteración de la conducta que genera malestar, los segundos (problemas) se usan para cuestiones que tienen que considerarse, pero no son patológicas. Por lo tanto, la terapia también sirve para el manejo de crisis vitales y es una herramienta valiosa para impulsar el desarrollo personal.

Los trastornos mentales implican un estado distinto al de la normalidad de la persona, determinado por causas biológicas, psíquicas y sociales. Producen sufrimiento y deben ser modificados para el bienestar del paciente y su comunidad. Padecer un trastorno mental atenta contra la calidad de vida de la persona y su entorno, entonces aceptarlo y conocerlo es el primer paso para poder tratarlo. De ahí la importancia de un buen diagnóstico, el cual nos permita ponerle nombre y apellido a aquello que la persona está padeciendo, saber que hay otras personas con el mismo problema, conocer cuáles son los tratamientos disponibles y cuál es la mejor opción para esta persona en particular que está consultando.

*DIAGNÓSTICO: ¿Una etiqueta?

El hecho de designar un diagnostico especifico, tiene que ver con el manejo de terminología común en el campo de la salud mental, además de que nos permite ampliar la investigación para averiguar cuáles son los tratamientos más eficaces para determinadas patologías. La persona es parte de un contexto social y cultural con sus especificidades biológicas y psicológicas, tiene un entorno, una historia que trae consigo y dentro de todo eso, puede estar padeciendo un trastorno mental. Una cuestión que justamente es tratable, y ocuparse de eso, mejora la calidad de vida.

Todos atravesamos distintas crisis vitales a lo largo de nuestra vida. Esto implica alguna situación que nos hace más vulnerables en ese momento particular y pone en revisión muchas de las creencias más personales de cada uno. Lo central en el tratamiento de las crisis vitales tiene que ver con acompañar a la persona en el momento que está atravesando y prevenir la aparición de un trastorno mental.

El tratamiento de un paciente que busca desarrollo personal implica ayudarlo a evaluar todas las posibilidades disponibles para poder tomar una decisión consciente sobre el paso que quiere dar. Además, desarrollar los recursos que trae consigo para conseguir un mayor fortalecimiento personal.

CONSENTIMIENTO INFORMADO

Se trata del derecho del paciente a conocer cómo va a ser el funcionamiento de la terapia, así como su diagnóstico, cómo el terapeuta llegó a esa conclusión y cuáles son los tratamientos de primera elección para su problema. También hablar de la severidad del cuadro y su curso probable con y sin tratamiento.